Cuando el linfoma irrumpe en tu vida: Testimonio de Gabriel

 

Cuando el linfoma irrumpe en tu vida

En 2013, con 33 años, Gabriel Rojo recibió el diagnóstico de linfoma, un cáncer hematológico que afecta a más de un millón de personas en todo el mundo. Lejos de dejarse paralizar por el miedo y la incertidumbre, Gabriel decidió que su vida se iba a detener lo menos posible por el cáncer. Esta determinación fue la que le llevó a aferrarse al deporte como terapia motivacional para afrontar la enfermedad, y a poner en marcha la Fundación Yes With Cancer (Sí con cáncer), a través de la que busca normalizar la enfermedad para que deje de ser un tabú.

El nombre de la Fundación se inspira en el famoso lema de la campaña de Barak Obama a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Yes We Can, una forma de mostrar que todo es posible si nos lo proponemos.

Durante su adolescencia, Gabriel había hecho sus pinitos en el ciclismo sin llegar a la fase profesional, pero desde entonces no había vuelto a practicar deporte con regularidad. Una vez diagnosticado, se dio cuenta de que mantenerse activo era fundamental para afrontar las largas sesiones de tratamiento, así como para controlar el estrés, el temor y la incertidumbre generada por la enfermedad. Tras consultar con su hematólogo comenzó a practicar yoga y pilates, y poco a poco fue introduciendo deportes de mayor intensidad, como correr, montar en bici o nadar.

Es en el deporte donde ha encontrado una verdadera motivación para sobrellevar la enfermedad. Gracias a él también ha podido comprobar “que las personas con cáncer podemos hacer muchas cosas mientras estamos viviendo esta enfermedad y que todo lo que nos propongamos lo podemos conseguir”. Y es que en apenas dos meses Gabriel ha participado ya en dos triatlones, uno en Mallorca y otro en Andorra, y piensa ya en nuevos objetivos deportivos, como participar en una Ironman.

Para Gabriel, el deporte tiene beneficios físicos y psicológicos que el paciente con cáncer no suele aprovechar, bien porque no se le informa sobre las actividades físicas que puede realizar o porque no se cree capaz de realizarlas debido a su enfermedad. Por ello, tal y como afirma, introducir el deporte en los hospitales como una medida terapéutica, rehabilitadora y promotora de calidad de vida en el paciente con cáncer es una asignatura pendiente de nuestro sistema sanitario.   

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.



COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

X