Preguntas frecuentes sobre el melanoma

Preguntas frecuentes sobre el melanoma

¿Qué es un melanoma?

El melanoma es un tumor originado en unas células llamadas melanocitos. Estas células están especializadas en aportar pigmentación a la piel y otros tejidos del organismo.

Mi médico me ha diagnosticado un melanoma inicial. ¿Qué significa?

El melanoma precoz es aquel que puede ser curado exclusivamente con cirugía por corresponder a los estadios iniciales.

Mi médico me ha diagnosticado un melanoma avanzado. ¿Qué significa?

El melanoma avanzado es aquel que no podemos curar solo con el tratamiento quirúrgico. Incluye dos tipos de enfermos, los pacientes con ganglios locales que son operables y que después deben recibir un tratamiento complementario con inmunoterapia y los pacientes no operables o que presentan metástasis en los que el tratamiento quirúrgico se limita a la biopsia diagnóstica y cuyo tratamiento será farmacológico.

¿En qué consiste la cirugia del melanoma?

El diagnóstico del melanoma debe ser realizado mediante biopsia por ello este es el primer procedimiento quirúrgico que se realiza al paciente. Dependiendo del tamaño y grosor del melanoma pueden ser necesarias cirugías adicionales como son la ampliación de los bordes de la biopsia para obtener un adecuado margen de seguridad, o la biopsia del “ganglio centinela” que se basa en el concepto de que la progresión del cáncer se realizaría de una forma ordenada y que en un primer estadio las metástasis se localizarían en los ganglios linfáticos. El primer ganglio al cual llegarían las células del melanoma es el que se denomina ganglio linfático centinela. De estar afecto el ganglio centinela se deberán quitar los ganglios de la zona mediante una intervención quirúrgica llamada linfadenectomía.

¿Qué opciones de tratamiento tengo tras la cirugía de un melanoma?

Si el melanoma llega a los ganglios, pero se puede quitar completamente, será necesario un tratamiento complementario que podrá ser farmacológico exclusivamente o asociando también radioterapia. Si el melanoma no se pudo quitar completamente o ha desarrollado metástasis, el tratamiento será farmacológico. Los tipos de tratamiento farmacológico más utilizados hasta la actualidad para el abordaje de la enfermedad metastásica son la quimioterapia, la inmunoterapia y las terapias dirigidas. La quimioterapia consiste en el uso de fármacos o productos químicos para destruir las células cancerosas, por ello se caracteriza por tener bastantes efectos secundarios, la mayoría reversibles y que desaparecen cuando finaliza el tratamiento. La inmunoterapia tiene como objetivo estimular al sistema inmune con la finalidad de que el propio sistema inmune luche contra la enfermedad. No es inocua, es decir, puede provocar efectos secundarios también. Son fármacos o sustancias dirigidos a detener el crecimiento y la diseminación tumoral al interferir con moléculas específicas que están relacionadas con el crecimiento de los tumores.

Su médico le explicará los efectos secundarios del tratamiento farmacológico y cómo afectarán a su día a día. Es importante que no se quede con dudas y pregunte todo lo que crea que le pueda interesar.

¿Cada cuánto tiempo debo acudir a revisiones?¿Qué especialista se encargará de supervisar mi historia clínica?

El tiempo entre revisiones se decidirá en función del estadio del melanoma, de forma que serán más frecuentes cuanto más avanzado esté el melanoma inicial. Con el paso del tiempo al ir disminuyendo el riesgo de recaída, estas revisiones se irán espaciando. Los melanomas iniciales serán revisados por el médico especialista que los diagnosticó y trató quirúrgicamente, en el caso de los cutáneos el dermatólogo, pero en los melanomas de otras localizaciones (mucosas, ojos…) puede ser otro especialista. Si precisa otros tratamientos por estar más avanzado el melanoma también le revisarán los especialistas implicados en esos tratamientos como el oncólogo si el tratamiento recomendado es farmacológico.

¿Podré volver a tomar el sol tras haber sido tratado de un melanoma? ¿Qué precauciones debo tomar al salir a la calle tras haber padecido un melanoma? ¿Y si voy a la playa o a la montaña?

Aunque el sol es uno de los principales factores de riesgo de desarrollo del melanoma, la exposición solar de corta duración 15 a 30 minutos y dentro de unas normas, no es perjudicial para la salud. La exposición al sol se debe realizar tras la aplicación de un producto con un factor de protección elevado (factor de protección solar 30) y los labios con un protector labial, y evitando las horas centrales del día (de 12 a 14 horas), cuando la radiación solar llega de una forma más directa. La ropa produce protección si es suficientemente gruesa, por tanto, hay que tener en cuenta que no se está protegido con ropas ligeras de colores claros. Los ojos deben protegerse con gafas de sol. El mar y la nieve en la montaña por reflejar la luz solar, pueden aumentar su exposición por lo que en estos entornos será necesaria una mayor protección.

¿Qué probabilidades tengo de volver a sufrir un melanoma? ¿Qué puede ocurrir si tengo más de un melanoma?

El riesgo de desarrollar un melanoma es más alto entre los pacientes que ya han padecido uno que entre la población que no ha padecido ninguno. Las posibilidades de un segundo melanoma están en torno al 3 a 10%. De las personas que desarrollan un segundo melanoma, hasta un tercio pueden tener un tercer melanoma.El segundo o sucesivos melanomas serán tratados de acuerdo al estadio de la enfermedad, si bien hay que tener en cuenta que se detectan en pacientes en los controles clínicos, y concienciados por lo que se suelen diagnosticar en fases tempranas y curables mediante cirugía.

¿El hecho de padecer un melanoma incrementa el riesgo sobre mis familiares?

Generalmente no hay más riesgo para los familiares, sin embargo un pequeño porcentaje de los melanomas tienen componente hereditario. Se estima que alrededor del 10% de los melanomas pueden ser hereditarios. Su médico evaluará las características de su piel, los antecedentes personales y familiares, y la presencia de nevus displásicos para evaluar el riesgo de sus familiares. Los nevus o lunares displásicos son aquellos que tienen alguna característica atípica como tamaño de más de 6 mm, policromía o bordes irregulares.

¿Existe algún método que me ayude a aceptar mi cicatriz?

Existen diversos métodos de intentar mejorar el aspecto de una cicatriz. Hay tratamientos no quirúrgicos a base de cremas, esteroides o geles de silicona. A veces son necesarios tratamientos quirúrgicos para mejorar el aspecto de la cicatriz. Si los tratamientos anteriores no son capaces de mejorar el aspecto de la cicatriz, el tratamiento psicológico puede ayudar a aceptar la cicatriz.

¿Qué otros tipos de cáncer de piel existen aparte del melanoma?

La piel es un órgano muy complejo del que se pueden originar tumores muy diferentes dados la gran variedad de células y tejidos que la componen. Los más frecuentes son los carcinomas basocelulares y los espinocelulares, en la mayoría de los casos, no se trata de tumores cutáneos agresivos. Menos frecuentes son los linfomas originados en estructuras linfáticas y los sarcomas.

¿Qué métodos preventivos puedo realizar en casa para revisar el estado de mi piel?

La autoexploración de la piel puede ayudar a diagnosticar el melanoma en fases más iniciales mejorando la posibilidad de curación. Se deben inspeccionar todas las áreas de la piel ayudándose si es necesario de un espejo. En caso de presentar muchas lesiones pigmentadas (lunares o manchas), la fotografía puede ser de utilidad para compararlas evolutivamente. Las lesiones sospechosas suelen ser asimétricas, de bordes irregulares, con un color no uniforme y tamaño superior a 6 milímetros.

¿Qué nuevas terapias pueden ayudarme a controlar la evolución del melanoma?

El tratamiento farmacológico del melanoma no había tenido avances relevantes hasta 2010. Desde entonces han aparecido diversos tipos de tratamientos que mejoran significativamente las posibilidades de respuesta y de supervivencia respecto a los que teníamos hasta ahora. Estos son los nuevos fármacos de inmunoterapia y los nuevos fármacos dirigidos a las vías de señalización celular en el tumor como los inhibidores de BRAF.

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.



COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

X