Síntomas del cáncer de hígado

Los síntomas del cáncer de hígado pueden ser variados y, en ocasiones, pueden confundirse con los síntomas de otras enfermedades. Durante las primeras fases de la enfermedad, son difíciles de identificar. Por ello, es esencial hacer un seguimiento que permita alcanzar un diagnóstico lo más temprano posible.

Dificultad de diagnosticar el cáncer de hígado

El cáncer de hígado es conocido como el “asesino silencioso”. Este apodo se debe a la dificultad de identificarlo en etapas tempranas y los síntomas inespecíficos que acompañan su aparición. Aunque se desarrollen en tumores de mayor o menor volumen, el interior del hígado “no duele”, por lo que no presenta síntomas específicos en las primeras fases1. Además, la mayor parte del hígado está cubierta por la caja torácica, lo que dificulta su detección mediante palpación en un examen físico. Para cuando se puede palpar un tumor, este puede ser ya demasiado grande y requerir tratamientos diferentes. Es importante conocer los síntomas del cáncer de hígado, estar alerta ante cualquier cambio que experimentemos y acudir al profesional sanitario en caso de tener alguna sospecha1.

Sintomatología del cáncer de hígado

Para descubrirlo al principio de su progresión, es importante acudir al médico si se presentan uno o más de los síntomas listados a continuación, especialmente si se repiten a lo largo del tiempo o si se presenta algún factor de riesgo, como la cirrosis.

Los síntomas del cáncer de hígado más comunes a los que debemos prestar atención son2,3:

  • Pérdida de peso involuntaria
  • Dolor en el abdomen
  • Pérdida de apetito y saciedad temprana
  • Náuseas o vómitos
  • Fatiga y debilidad general
  • Coloración amarillenta de la piel y los ojos
  • Heces blanquecinas
síntomas-cancer-higado

Esta sintomatología también puede estar causada por otras enfermedades del hígado o del aparato digestivo, o por otras causas de menor importancia. Sin embargo, se debe poner atención para poder comentarlo con su médico y determinar la causa concreta.

Para intentar detectar el cáncer hepático a tiempo, se recomienda realizar pruebas específicas a las personas que presentan factores de riesgo como hepatitis crónica, hemocromatosis hereditaria o cirrosis. Estos síntomas pueden provocar mayor malestar que el habitual o simplemente presentar cambios en los resultados de las pruebas diagnósticas: análisis de sangre y ecografías. Como el malestar a veces no aparece, el cáncer de hígado puede no identificarse con facilidad. Por ello, es esencial acudir a las revisiones con tu médico, y realizar un seguimiento que permita identificar el tumor antes incluso de la aparición de síntomas notables en el bienestar diario4.

Realizar un seguimiento continuado con tu médico y conocer los síntomas más comunes son dos factores que pueden ayudar a detectar los tumores poco después de su aparición. Un diagnóstico y un tratamiento precoz del cáncer de hígado puede mejorar su pronóstico y evolución.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Hígado que pueden ser de tu interés: