Decálogo del cáncer de pulmón

Decálogo del cáncer de pulmón

1.Prevenir es mejor que tratar. La mejor forma de prevenir el desarrollo de una enfermedad es evitar la exposición a sus factores de riesgo. El tabaco es el factor de riesgo más importante de cáncer de pulmón, siendo responsable de nueve de cada diez de los casos. Son necesarios entre 10 -15 años para que el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en un ex fumador se aproxime al de un no fumador.

2.Debe acudir al médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado si es usted fumador y se ha notado últimamente alguno de los siguientes síntomas: expectoración con hilillos de sangre, dolor en el pecho que no cede al tomar los fármacos analgésicos habituales, dificultad respiratoria o pérdida de peso no explicable por dietas u otras razones,

3.Dependiendo del tipo de cáncer de pulmón (células pequeñas y no pequeñas) y la extensión de la enfermedad (estadio diagnóstico), el médico decidirá si instaura un tratamiento u otro. Su equipo médico y personal sanitario están a su disposición para informarle sobre su enfermedad, sobre el tratamiento que va a seguir, qué efectos secundarios tendrá con más probabilidad y cómo afectará a su vida diaria habitual. Aprenda sobre las ventajas y desventajas de cada una de sus opciones de tratamiento, y pregúntele a su equipo sanitario si hay algo que no entiende.

4.La rehabilitación tras la cirugía es muy importante. La recuperación tras la intervención quirúrgica es más completa y mucho más rápida si se realizan ejercicios de fisioterapia respiratoria y se abandona el hábito tabáquico.

5.Durante el tratamiento quimioterápico o radioterápico, debe conocer y comprender los efectos secundarios, así como conocer las recomendaciones específicas para prevenir su aparición. Si participa activamente en su tratamiento podrá acelerar su recu­peración y mejorar su calidad de vida. Aprenda sobre los efectos secundarios del tratamiento, esté pendiente de ellos e informe inmediatamente a su equipo de atención médica para que puedan tomar medidas para minimizarlos.

6.Consulte siempre con su médico antes de realizar cualquier otro tipo de procedimiento medicoquirúrgico, por simple que parezca, ya que algunos pueden ser peligrosos (p.e. extracción de piezas dentarias, vacunas de la gripe, fármacos antiepilépticos…).

7.Puede contribuir a su recu­pe­ración tomando decisiones salu­da­bles con respecto a su estilo de vida. Si fuma, este es el momento para dejarlo. Las personas que dejan de fumar viven más tiempo que aquellas otras que continúan fumando. El dejar el tabaco mejorará su salud en general y el restablecimiento total de su sentido del olfato puede ayudarle a disfrutar de una dieta saluda­ble. Si usted consume alcohol, limite la cantidad que toma: no tome más de una o dos copas al día.

8.La buena alimentación puede ayudarle a mejorar. Mantenga una dieta nutritiva y balanceada, que incluya muchas frutas, verduras y ensaladas. Una adecuada alimentación y mantener su vida lo más normal posible le serán de gran ayuda para afrontar con la máxima tolerancia los diferentes tratamientos.

9.Es posible que usted tenga fortalezas especiales, tales como una historia de alimentación y ejercicios excelente o una fuerte red de apoyo familiar, y que estas fortale­zas puedan influir en cómo responde al tratamiento contra el cáncer. También hay profesionales expertos en servicios de salud mental y servicios de trabajo social que pueden ayudarle a usted y a su familia a sobrellevar su enfermedad. Un diagnóstico de cáncer y su tratamiento es una experiencia vital que le afecta tanto a usted como a todos sus seres queridos. Antes de que llegue hasta el punto de sentirse abrumado, considere asistir a una reunión de algún grupo de apoyo local, o contacte con asociaciones de pacientes que están en su misma situación.

10.No está solo. Su médico continuará siguiendo el estado de su enfermedad una vez finalizado el tratamiento, con una serie de visitas, pruebas y revisiones, para conocer su estado de salud y prevenir las diferentes complicaciones que pudieren aparecer.

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X