Sexualidad y Esclerosis Múltiple

Sexualidad y Esclerosis Múltiple

La vida sexual no desaparece cuando vives con una enfermedad crónica, como puede ser la Esclerosis Múltiple, pero sí que puede verse afectada por la enfermedad.

Estudios demuestran que los pacientes encuentran la sexualidad como uno de los temas más importantes a la hora de enfrentarse a la Esclerosis Múltiple, sin embargo no es muy común que lo hablen con su médico.

En pacientes con EM los problemas sexuales son frecuentes y al igual que con la mayoría de los problemas, enfrentarse a ello supone un reto tanto para la persona como para su pareja.

Tener Esclerosis Múltiple no implica no poder disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria.

Algunos pacientes tienen miedo a la hora de realizar el acto sexual puesto que piensan que implica mayor tensión en su cuerpo, lo que conllevaría un empeoramiento de la EM o la aparición de un nuevo episodio (brote). Sin embargo, esto no es así.

Es fundamental la educación del paciente, de tal forma que comprenda los mecanismos que engloban la actividad sexual así como las estrategias que puedan ayudar a mejorar las relaciones sexuales.

En esta sección te ayudamos a entender mejor la relación entre la sexualidad y la EM y te proporcionamos una serie de consejos para superar las dificultades en la actividad sexual.

¿Por qué aparecen los problemas sexuales?

Las dos causas principales asociadas a los problemas sexuales en los pacientes con EM son: el aspecto emocional y psicológico, y los propios trastornos ocasionados por la enfermedad. Con frecuencia ambos factores influyen.

Además hay ciertos síntomas de la EM que pueden afectar indirectamente a la actividad sexual, disminuyendo el deseo sexual y/o la sensación de placer durante el acto sexual. Algunos de ellos son:

  • El dolor.
  • La fatiga y debilidad.
  • La espasticidad.
  • Problemas urinarios e intestinales.
  • Cambios de humor.

Para hacer frente a ellos es importante es importante buscar posturas cómodas y elegir el momento del día más adecuado.

 

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

  • Disminución de la lubricación vaginal.
  • Disminución o falta de libido (deseo sexual).
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo o ausencia de este.
  • Problemas a la hora de excitarse sexualmente.

En el caso de los hombres, el acto sexual puede verse afectado por:

  • Problemas de erección (síntoma más común) y eyaculación (retraso o ausencia de la misma).
  • Alteración orgásmica.
  • Disminución o falta de libido (deseo sexual), al igual que ocurre en las mujeres.

Estos síntomas impactan en gran medida en la calidad de vida de los pacientes, influyendo indirectamente en las relaciones de la pareja.

Recomendaciones y consejos

Una vez entendida la relación entre la EM y la sexualidad, te proporcionamos una serie de recomendaciones que pueden resultar útiles para mejorar y disfrutar de las relaciones sexuales.

  • Dedica tiempo para la intimidad con la pareja. Elegid un tiempo adecuado para ambos.
  • Aumenta el deseo sexual, para ello puedes leer libros o ver películas con contenido sexual o romántico.
  • Elige posturas cómodas, el uso de almohadas puede reducir la tirantez muscular.
  • Explora la sensualidad y busca áreas sensuales y eróticas.
  • Mantén una buena autoestima y una actitud positiva.
  • Habla abiertamente con tu pareja, es fundamental tener confianza.
  • No tengas vergüenza a la hora de preguntar a los profesionales sanitarios sobre este tema. Trata el tema con normalidad, sin vergüenza.

Fuente de información

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X