Factores de riesgo y prevención del Alzhéimer

Aunque aún no se sabe con certeza cuáles son las causas de la enfermedad de Alzhéimer, se han identificado diferentes factores de riesgo asociados a su aparición.1,2

Los factores de riesgo relacionados con la enfermedad de Alzhéimer se dividen en:

Factores de riesgo no modificables, sobre los que no se puede incidir;

Factores de riesgo modificables, sobre los que se puede y debe incidir para prevenir o retrasar de alguna manera la sintomatología propia de la enfermedad.3

FACTORES DE RIESGO NO MODIFICABLES

  • Edad: el mayor factor de riesgo para el Alzhéimer es la edad avanzada. La mayoría de las personas con la enfermedad tienen 65 años o más. Se estima una prevalencia de un 7% en este grupo de población, y próxima al 50% en mayores de 85 años.  Aunque la edad es el principal factor de riesgo, no es una consecuencia inevitable de envejecer.1,4,5

 


 

  • Antecedentes familiares: no se considera una enfermedad hereditaria, aunque la probabilidad de padecerla es algo mayor de lo normal si un progenitor o hermano/a se encuentran afectados.1,4,5
  • Sexo: se ha observado un mayor riesgo en mujeres, sobre todo en mayores de 85 años.5
  • Factor genético: desde el punto de vista genético, se han identificado algunos genes asociados con el Alzhéimer. Los genes denominados “de riesgo” aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad; mientras que los llamados “determinantes” serán causa segura de padecerla. El gen apolipoproteína E -e4 (APOE-e4) es el de gen riesgo más común asociado con la enfermedad de Alzhéimer; se estima que contribuye en aproximadamente un 25% de los casos.1,5
  • Deterioro cognitivo leve (DCL): tener DCL, especialmente del tipo que implica problemas de memoria, aumenta el riesgo de padecer Alzhéimer y otras demencias. Sin embargo, el DCL no siempre avanza. En algunos casos, es reversible o se mantiene estable.1,5


 

  • Lesión cerebral traumática: el riesgo de padecer Alzhéimer y otras demencias aumenta después de una lesión cerebral traumática de moderada a grave, como puede ser un golpe en la cabeza o lesiones craneales que cursen con amnesia o pérdida del conocimiento durante más de 30 minutos.1,4,5

FACTORES DE RIESGO MODIFICABLES

  • Salud cardiovascular: el cerebro obtiene el oxígeno y los nutrientes necesarios para funcionar adecuadamente de la sangre, y el corazón es el responsable de bombear la sangre al cerebro. Por tanto, aquellos factores o enfermedades cardiovasculares como por ejemplo la hipertensión arterial, la diabetes, la hipercolesterolemia (colesterol elevado), el tabaquismo o la obesidad también pueden estar relacionados con un mayor riesgo de sufrir la enfermedad de Alzhéimer y otras demencias. 1,4,5

 


 

  • Estilo de vida: el sedentarismo o una dieta poco saludable repercutirán en la salud cardiovascular y a su vez en la salud cerebral. Por otro lado, también impacta en el cerebro el aislamiento social y la inactividad cognitiva (mental). 3,5
  • Hipoacusia (sordera): la pérdida auditiva puede contribuir a reducir la interacción social y conducir al aislamiento social, ambos factores de riesgo para el deterioro cognitivo y la demencia. Por otro lado, el mayor esfuerzo mental para concentrarse para poder oír que tienen que hacer las personas con sordera, podría tener consecuencias adversas sobre nuestra estructura cerebral a largo plazo. 6
Se estima que la reducción de al menos un 25% en los factores de riesgo modificables podría ayudar a prevenir entre 1- 3 millones de casos de Alzheimer en el mundo.
Sin embargo, un estudio señala que menos de un 50% de la población española tiene conocimiento sobre los mismos.7

PREVENCIÓN DEL ALZHÉIMER

La investigación científica apunta cada vez más a una actuación activa contra los factores de riesgo modificables. Un cambio en los hábitos de vida perjudiciales por otros más saludables puede incidir sobre la salud cardiovascular y cerebral.8-10 Así, se debe incidir en:

  • Evitar el tabaco y alcohol. 7,8
  • Evitar situaciones estresantes.
  • Aumento de las horas de descanso y sueño.
  • Control de la hipertensión, colesterol, obesidad y prevención de la diabetes. 7-9
  • Inclusión de actividad física moderada en la vida cotidiana: hacer ejercicio de manera regular a cualquier edad, adaptado a las características de cada persona, aumenta la calidad de vida de las personas. 9,10

 

  • Hábitos dietéticos saludables: dietas variadas y equilibradas como la mediterránea, que aseguren el aporte adecuado de nutrientes con gran cantidad de verduras, frutas y proteína magra, especialmente fuentes proteicas que contengan ácidos grasos omega 3, inciden directamente sobre la salud cardiovascular, prevención de obesidad y diabetes. 8-10

 

 

  • Actuación contra la hipoacusia (sordera): se puede actuar con cierta facilidad contra la sordera asociada al envejecimiento mediante el uso de audífonos, cuyo uso no comporta ningún efecto secundario. En muchas ocasiones, tras poner remedio a la hipoacusia se observa una clara mejoría en el rendimiento cognitivo cotidiano y en la memoria. 6

 

  • Mantener una mente activa: entrenar las habilidades mentales (como la memoria) y mantener una actividad cerebral a través del aprendizaje permanente contribuyen a que el cerebro pueda resistir mejor a la patología. Los nuevos aprendizajes fomentan nuevas conexiones neuronales. Participar en talleres, cursos, leer, resolver crucigramas son algunos ejemplos de actividades que se pueden realizar en el día a día. Es clave implicarse en actividades que supongan novedad (como tocar un instrumento) o un cierto reto (como aprender un idioma) y no limitarse simplemente a repetir lo que ya se sabe hacer.8,9

  • Mantenerse socialmente activo: las relaciones sociales son una excelente fuente de estimulación cognitiva ya que ayudan a mantener las conexiones neuronales activas y es una buena manera de disminuir el riesgo de padecer muchas enfermedades mentales. Relacionarse y estar en contacto con el entorno familiar y el círculo de amigos, así como conocer gente nueva, es beneficioso para el cerebro.9 Es fundamental evitar el aislamiento y sus consecuentes implicaciones en la salud mental. 6

 

Los expertos estiman que, controlando los factores de riesgo modificables, se podrían evitar 1 de cada 3 caso de enfermedad de Alzheimer7
12 Dec 2022

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

18 Dec 2022

Día de la Esclerosis Múltiple (España)

21 Dec 2022

Día Nacional del Niño con Cáncer (España)

Próximos eventos