Inmunoterapia contra el Cáncer

¿Qué es?

El sistema inmune es la defensa del cuerpo contra agentes externos como por ejemplo los virus y bacterias, pero su función no es solamente ésta, también identifica y destruye células normales que han mutado y se han convertido en células cancerosas, reconociendo los cambios a menudo sutiles que se dan en este proceso.

Las células cancerosas utilizan lo que llamamos «camuflaje celular» para engañar al sistema inmune y pasar por células normales hoy en día la promesa de la inmunoterapia se ha hecho realidad y hay muchas maneras de decodificar ese camuflaje, y hacer que el sistema inmune detecte y destruya estas células cancerosas.

Tipos de Inmunoterapia

Anticuerpos monoclonales

Este tipo de inmunoterapia consiste en fabricar anticuerpos monoclonales en el laboratorio. Son partículas diseñadas para unirse a un único tipo de antígeno.

Estos anticuerpos se pueden utilizar de varias maneras:

  • Para marcar células tumorales.
  • Activar el sistema inmune liberando los frenos para poder destruir las células tumorales.

Un ejemplo es el bloqueo de la vía PD-1/PD-L1 con anticuerpos específicos denominados “inhibidores de los puntos de control inmunes” que permiten que el sistema inmune pueda responder frente a las células tumorales, deteniendo o frenando el desarrollo del tumor.

Inmunoterapias no específicas

Este tipo de terapia ayuda al sistema inmune a destruir células tumorales.

Se administran interferones (proteínas producidas por el sistema inmune que incrementan el reconocimiento de células tumorales) o interleuquinas (proteínas que regulan la secreción de anticuerpos, entre otras funciones), después o al mismo tiempo que otra terapia contra el cáncer como puede ser quimio o radioterapia.

Para tratar el carcinoma metastásico de células renales existe una Interleuquina-2 (o aldesleuquina) que es un «modificador de la respuesta biológica».

Terapia con virus oncolíticos

Esta terapia consiste en modificar genéticamente virus para que estos maten a las células tumorales.

El virus se inyecta en el tumor para que entre de forma específica en las células tumorales provocando la muerte de estas células. A medida que las células mueren, liberan antígenos provocando que el sistema inmunitario se dirija a todas las células tumorales que tengan esos mismos antígenos.

Hoy en día existe el talimogene laherparepvec, que es un virus oncolítico derivado del VHS-1 (virus del herpes simple de tipo 1), que ha sido modificado para el tratamiento de algunos pacientes con melanoma metastásico que no pueden ser operados quirúrgicamente.

Terapia con células T

Para este tipo de inmunoterapia se utilizan las células T propias del cuerpo. Estas se modifican en el laboratorio para que reconozcan las células tumorales y las destruyan. Se producen grandes cantidades y se inyectan en el paciente.

En la actualidad, estos tratamientos solamente están disponibles en ensayos clínicos.

Vacunas contra el cáncer

Estimula o restaura la función del sistema inmunitario de combatir infecciones o enfermedades exponiéndolo a un antígeno específico, en este caso, sería un antígeno de una célula tumoral.

 

 

Lo que se pretende es que las células T citotóxicas reconozcan y destruyan esa proteína o los materiales relacionados.

Existen 2 tipos de vacunas contra el cáncer:

  • Vacunas para prevención, las cuales tratan de impedir que se presente el cáncer en gente sana. Un ejemplo es la vacuna contra los virus del papiloma humano (VPH), ya que las infecciones persistentes por tipos de VPH de alto riesgo pueden causar cáncer de cuello uterino, cáncer de ano, cáncer de orofaringe y cánceres de vagina, de vulva y de pene.
  • Vacunas para tratamiento las cuales refuerzan la respuesta inmunitaria natural frente a esas células malignas. Un ejemplo es sipuleucel-T, vacuna que está aprobada para usarse en algunos casos de cáncer de próstata metastásico.

Inmunoterapia contra el cáncer

La inmunoterapia permite el tratamiento de diferentes tipos de cáncer como son el melanomacáncer de vejiga o el cáncer de pulmón.

Cáncer de vejiga

Es el quinto tipo de cáncer más común entre los hombres en países desarrollados, con aproximadamente 357.000 nuevos casos al año en todo el mundo (274.000 hombres y 83.000 mujeres)

La inmunoterapia con anticuerpos monoclonales ha supuesto una alternativa al tratamiento con quimioterapia para estos pacientes.

Cáncer de pulmón

Es el más común de los tumores, con casi 2 millones de nuevos casos al año. El número de muertes asociadas también es elevado con alrededor de 1,5 millones de fallecimientos al año.

Debido al mal pronóstico de esta enfermedad, era necesario investigar nuevos tratamientos para aumentar la supervivencia. Al identificar nuevas dianas terapéuticas, muchas de ellas relacionadas con la actividad del sistema inmune, se han abierto muchas más posibilidades para estos pacientes.

Otros tumores se están estudiando para poder diseñar tratamientos de inmunoterapia y que todos se puedan beneficiar de mejores pronósticos.

En la actualidad se está utilizando para varias enfermedades tumorales como son el melanoma, el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), el carcinoma de células renales (CCR), linfoma de Hodgkin clásico, entre otras.

Referencias

 

  1. Artículo revisado por
    Juan Rodriguez Oncólogo
  2. Comparte el artículo

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con la Inmunoterapia que pueden ser de tu interés: