Calidad de vida en el cáncer de mama

Cáncer de mama y calidad de vida

El diagnóstico inicial

Tras haberte sometido a todo un conjunto de pruebas de diagnóstico inicial, ya tienes el diagnóstico en tus manos: cáncer de mama . Ahora hay que mirar al futuro y poner todo de tu parte para superar la enfermedad.
A partir de aquí, la persona afectada entra, de la mano del médico, en una dinámica de pruebas y análisis que establecerán el diagnóstico definitivo y el tratamiento a seguir, y nos ayudarán a obtener la información completa sobre la enfermedad.

¿Cómo afecta?

Dependiendo de las características y de las circunstancias personales y del entorno, cada persona reaccionará de forma distinta. En un primer momento pueden aparecer el desánimo, la impotencia y una cierta sensación de rabia o incredulidad frente al impacto de la noticia de la existencia de un cáncer de mama.

La respuesta inmediata, que puede ir desde la paralización y el bloqueo hasta la expresión incontrolada de emociones, supone una reacción normal ante una situación no deseada que amenaza nuestra salud y nuestro estilo de vida.

¿Cómo afrontarlo?

Afrontar el diagnóstico de un cáncer de mama supone un estrés importante en la vida de una mujer y probablemente de su núcleo familiar. La disminución de los efectos secundarios de este estrés y el aumento del bienestar y la calidad de vida de la mujer afectada y de su familia deben formar parte del tratamiento.

Los grandes avances de la medicina en el campo del cáncer de mama incrementan su potencial de curación, especialmente cuando se adopta una actitud positiva frente a la enfermedad. Por ello es importante que establezcamos una relación de confianza con los profesionales que nos tratan, solicitando aquella información que deseemos saber y no dudando en pedir apoyo y orientación psicológica para aprender a manejar la situación. Esto hará que cada vez te sientas más segura de ti misma y de los demás.

El diagnóstico definitivo

Para hacer el diagnóstico definitivo, el médico establecerá unaspruebas complementarias que determinarán la naturaleza del tumor y, en caso de que éste sea maligno, servirán para valorar en qué estadio se encuentra, su extensión y cuáles son las mejores opciones de tratamiento.

Mientras esperamos los resultados, es lógico que aparezca ansiedad al pensar que no podemos hacer nada para cambiar las cosas. Aunque algunas personas prefieren asumir solas estos momentos de incertidumbre, es importante poder sentirse acompañado, ya sea para comunicar nuestros sentimientos, o bien para realizar actividades gratificantes que nos permitan distraer la atención.
Además, debemos aprender a manejar las inquietudes que se generan sabiendo que ésta es una nueva situación que implicará cambios en nuestra vida, que deberemos afrontar para intentar recuperar el control. Para ello, se debe intentar adoptar una actitud positiva y seguir “viviendo como antes”, puesto que se sabe que, con el tiempo, aprendemos a relativizar, descubrimos nuevos horizontes y una nueva forma de enfrentarnos al mundo y a nosotros mismos.
Es importante acudir al médico con alguna persona de confianza que ayude a entender, no a interpretar, las explicaciones que den los especialistas sobre nuestro caso y a realizar las preguntas que bajo el temor y el impacto del diagnóstico a nosotras no se nos ocurran.

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X