Conoce el testimonio de una afectada

Testimonio de una afectada

Querida compañera,

En primer lugar quiero decirte que soy una mujer que un día, hace ya tiempo, pasé y superé un cáncer de mama.

Como muchas otras mujeres, un mal día me detecté un bultito en la mama. Un bultito que fue rechazado como posibilidad de cáncer en dos ocasiones, pero que gracias a mi insistencia y al hecho de haber encontrado uno de los buenos profesionales que tenemos en nuestro país, me ayudó a salir adelante y hoy tengo la oportunidad de dirigirme a otras pacientes.

Es fundamental una buena detección precoz, empezando ésta por nosotras mismas, autoexplorándonos unos cinco días después de la regla. También son importantes las revisiones anuales por un buen especialista.

Todas las personas debemos ser responsables de nuestra salud, sin mantenernos pasivas esperando a que alguien lo haga por nosotras. Debemos implicarnos en nuestro cuidado, e implicarnos quiere decir también buscar la información para tener una buena educación sanitaria. Recuerdo que cuando me diagnosticaron el cáncer de mama me sentí perdida. No sabía qué era un cáncer de este tipo, ni cuáles sus secuelas, ni qué podría pasar conmigo. En definitiva, tenía un enemigo dentro de mí que podía llegar a causarme la muerte y, sin embargo, no sabía nada de él.

Lo normal es que, en algo tan preciado como la vida, seamos los mismos dueños de ella los que nos involucremos en la lucha para recuperar todo el esplendor posible.
Es la mejor forma de conseguirlo, se sale fortalecida y con el convencimiento de haber vencido, lo que nos preparará para otras batallas en las que debamos encontrarnos.

«La vida es un oficio -dice Gala- que no admite ningún tipo de ocio»
Somos muchas las mujeres que no sólo no nos hemos permitido este ocio, sino que nos complementamos dentro de la Federación Española de Cáncer de Mama FECMA para trabajar en todo lo que pueda beneficiarnos como pacientes. Sobre todo en el conocimiento y educación del cáncer de mama.

Colaboramos con la Consejería de Salud, Hospitales, Grupos de Investigación, Medios de Comunicación y también, por qué no, con la empresa farmacéutica. Pensamos que esto es un problema de todas y cada una de las partes relacionadas con el cáncer de mama. Creemos que la empresa también tienen mucho que aportar.

Este segundo libro “Hablemos de tratamiento y calidad de vida en el cáncer de mama” es un claro ejemplo de esta aportación necesaria para los pacientes. Es un libro diseñado, al igual que el primero, con desenfado y a la vez, con seriedad, de lectura agradable y fácil comprensión. Como podemos ver en esta publicación, aparte de la dimensión clínica destaca ampliamente su contenido humano. Todo esto nos aporta conocimientos para actuar con firmeza y serenidad frente a esta enfermedad.

Deseo que el trabajo que, con tanto cariño, han realizado todas las personas que han colaborado en este libro te sirva para superar las distintas etapas que debemos afrontar.

María Granados Zapata

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X