Nutrición y hábitos saludables en el cáncer de vejiga

 

Mantener unos hábitos saludables como alimentarse de forma equilibrada, dormir lo suficiente o hacer ejercicio de forma regular, podrán ayudarte a sobrellevar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de vejiga.

Nutrición correcta para pacientes con cáncer de vejiga

Una adecuada nutrición es especialmente importante en caso de padecer cáncer debido a que, tanto la enfermedad como su tratamiento, pueden cambiar la forma en que comes, la manera en que tu cuerpo tolera ciertos alimentos, así como su capacidad de emplear a nivel interno los nutrientes.

Alimentarse adecuadamente significa realizar una alimentación variada y equilibrada que permita el aporte de los nutrientes: proteínas, carbohidratos, grasa, agua, vitaminas y minerales que tu cuerpo precisa.

Tu organismo necesita:

  • Proteínas, necesarias para la reparación del tejido corporal y para tu sistema inmunológico. Después de la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia, normalmente se necesita proteína adicional para sanar los tejidos y ayudar a combatir las infecciones.
  • Carbohidratos, constituyen la principal fuente de energía para el organismo. Ofrece el combustible necesario para la actividad física y un correcto funcionamiento de los diferentes órganos. Las mejores fuentes de carbohidratos (frutas, verduras y granos enteros) proporcionan además vitaminas y minerales esenciales, al igual que fibra y fitonutrientes a las células del cuerpo.
  • Grasas, poseen un papel importante en la nutrición dado que no solo constituyen una fuente de energía para el organismo, sino que también participan en funciones estructurales al aislar tejidos del cuerpo y transportar algunos tipos de vitaminas a través de la sangre.
  • Agua, es vital para la salud. Una correcta hidratación es necesaria para que todos los órganos tengan una correcta actividad.
  • Vitaminas y minerales, tu cuerpo necesita cantidades pequeñas de vitaminas y minerales para funcionar adecuadamente. La mayoría se encuentra de forma natural en los alimentos. Ayudan a que tu cuerpo utilice la energía proporcionada por los alimentos.

Se recomienda seguir el esquema de la dieta mediterránea, caracterizada por:

  1. Alto consumo de legumbres, cereales, frutas y vegetales.
  2. Bajo consumo en carne y productos cárnicos, y sustituir su consumo por proteínas de pescado o huevos.
  3. Consumo moderado de leche y productos lácteos.
  4. Evitar el consumo de alimentos ultraprocesados, azúcar, sal, grasas trans y saturadas o hidrogenadas.

Es frecuente debido a la medicación recibida durante el tratamiento, las pérdidas de apetito o experimentar ciertas dificultades a la hora de alimentarte correctamente. Si te encuentras en este tipo de situación, puedes comentarlo con tu equipo médico que ayudará ofreciéndote algunas pautas con las que te será más sencillo afrontar estos periodos.

A continuación, recogemos algunos consejos sobre cómo enfrentar algunos de los efectos secundarios más comunes que pueden aparecer durante el tratamiento del cáncer de vejiga:

  • Si tienes menos apetito que antes, es importante que lo que comas sea rico en proteínas y en calorías, de tal forma que compense la disminución de la ingesta.
  • La aparición de vómitos o de náuseas dificulta el aporte suficiente de energía, por eso, si durante el tratamiento los padeces, además de comentarlo con tu médico, puedes probar a comer pocas cantidades con más frecuencia o descansar erguido después de comer.
  • El estreñimiento es un síntoma común en pacientes con tratamiento oncológico. Es importante que trates de modificar tu alimentación e incrementes la actividad física para favorecer el tránsito intestinal. Tomar alimentos ricos en fibra, beber líquidos abundantemente a lo largo del día y realizar ejercicio suave todos los días favorece la evacuación de las heces.

Hábitos saludables que ayudan a mantener un buen estado general de  salud:

  • Si no lo has hecho ya, abandona el tabaco lo antes posible.
  • El descanso es fundamental, el manejar correctamente tu energía puede evitar sentirte muy cansado o debilitarte fácilmente.
  • Adquirir horarios regulares de sueño, ayuda a la recuperación y descanso.
  • Intenta hacer ejercicio diariamente: consulta a tu médico sobre qué tipo de ejercicio es el adecuado para ti , comienza poco a poco y ve aumentando progresivamente la intensidad o frecuencia sin llegar a forzar tu cuerpo.
  • Prueba nuevas maneras para relajarte e identifica aquellas pequeñas rutinas que realizas cada día y que te ayudan a mantenerte relajado y en calma.
  • Mantener un peso saludable ayuda mantenerte más activo,  contribuye a al bienestar y salud general.

A continuación, describimos algunos ejercicios, que pueden ser adecuados para una persona diagnosticada con cáncer de vejiga:

Puedes probar a ejercitar las siguientes 3 cualidades físicas:

  1. La capacidad cardiovascular o aeróbica, son todos aquellos ejercicios que ayudan a mantener tu corazón en forma, como caminar, montar en bicicleta, nadar, bailar…
  2. Puedes ejercitar tu fuerza muscular levantando pequeñas cantidades de peso, o haciendo ejercicios de empujar pesos o tracción
  3. Hacer una tabla de ejercicios de estiramientos puede contribuir a mantener la elasticidad de tus músculos, así como ciertas disciplinas como pueden ser el Pilates, yoga, tai-chi.

Ten en cuenta que puedes realizar cualquier tipo de ejercicio siempre y cuando haya sido consultado previamente con tu médico, que te puede orientar sobre su intensidad y duración.

 

Fuentes:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06142006000300004
https://www.cigna.com/individuals-families/health-wellness/hw-en-espanol/temas-de-salud/cancer-de-vejiga-uh1360#uh1370
https://www.aecc.es/sites/default/files/migration/actualidad/publicaciones/documentos/guia-alimentos2015.pdf
https://www.cancer.org/es/tratamiento/supervivencia-durante-y-despues-del-tratamiento/bienestar-durante-el-tratamiento/nutricion/nutricion-durante-el-tratamiento/beneficios.html

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X