¿Qué hago si necesito tratamiento médico en el extranjero?

Antes de comenzar un viaje, es importante que el paciente crónico visite a su médico especialista para consultarle el plan y comprobar que su estado físico es adecuado para llevarlo a cabo de la forma más segura.

No obstante, no hay aventura sin imprevistos, y la salud puede jugarnos una mala pasada. Por ello, es importante revisar que el seguro médico contratado cubra enfermedades preexistentes y costes sanitarios en el extranjero mientras dure el viaje.

¿Es necesario un seguro médico de viaje?

Siempre que un viaje se realiza de forma particular, los gastos derivados de una emergencia médica en el extranjero, desde una hospitalización a un tratamiento médico o traslado de heridos, corren a cargo del viajero.

1.     Tarjeta Sanitaria Europea

Si el viaje tiene lugar dentro del Espacio Económico Europeo y Suiza, los pacientes españoles, a través de su Tarjeta Sanitaria Europea, tienen derecho a atención sanitaria pública en las mismas condiciones que los nacionales de esos países. Debe tenerse en cuenta que el sistema de prestación sanitaria no es idéntico en todos los países (sistemas de copago o reembolso), por lo que se recomienda consultar en la página web de la Unión Europea la información sobre las condiciones de uso de la tarjeta​ en cada país. 

Esta tarjeta individual, que se tramita a través del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), debe presentarse siempre junto al documento de identidad o pasaporte y no tiene cobertura en servicios médicos privados ni en tratamientos médicos específicos a los que el paciente decida someterse voluntariamente fuera de España.

2.     Seguro médico privado si se viaja fuera de Europa

Cuando el viaje se realice fuera de Europa, es fundamental tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, los gastos de hospitalización o tratamiento médico son asumidos en su totalidad por el paciente y pueden llegar a ser muy elevados. Por ello, es conveniente y, en ocasiones obligatorio, contratar un seguro médico privado que tenga plena cobertura en caso de enfermedad, accidente, hospitalización o evacuación en avión medicalizado.

El viajero debe contar con un seguro médico adaptado a sus necesidades personales y las propias del viaje y, si van a visitarse varios países durante un mismo desplazamiento, se recomienda que el seguro tenga cobertura en todos ellos.

¿Cómo gestionar una posible hospitalización?

Si no existe convenio sanitario, como ocurre en todos los países del Espacio Económico Europeo, el paciente debe contar con un buen seguro médico que incluya visitas médicas de urgencias, pruebas diagnósticas, repatriación y algo fundamental: la hospitalización y/o operaciones.

Fuera de Europa, el seguro contratado proporciona un teléfono o email de contacto para urgencias que ayudará al paciente a identificar, entre otras cosas, el hospital al que debe acudir y que le proporcionará soporte durante la gestión.

Si no se trata de una urgencia, pero la enfermedad requiere hospitalización, siempre que el profesional médico lo permita y que el seguro cubra la repatriación, el paciente podrá volver a España para ser hospitalizado en su país.

Apoyo de Embajadas y Consulados

Ante una situación de urgencia sanitaria en el extranjero, las embajadas y los consulados pueden ser de gran ayuda prestando información sobre servicios médicos en el país, repatriación y sobre los trámites y costes que conlleva el traslado de restos mortales a España.

Recuerda, no obstante, que las Embajadas y Consulados no cubrirán ningún gasto médico ni de viaje.

 

Infografías_Web_Roche
Archivado en:

Descubre los testimonios de los expertos

A continuación dejamos listados una serie de artículos con consejos para poner en práctica:

23 May 2022

Día Mundial contra el Melanoma

29 May 2022

Día Mundial de la Salud Digestiva

30 May 2022

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

31 May 2022

Día Mundial contra el Cáncer de Colon

Próximos eventos