No se han encontrado resultados para “sangre

Ajustes contraste y color

1
2
3
4
5
6

Tamaño de letra

1
2
3

Espaciado entre letras

1
2
3
accessibility-ribbon-icon.svg

Accesibilidad

Recomendaciones dietético-culinarias: Gestionar las náuseas y vómitos

Los pacientes oncológicos pueden tener náuseas y vómitos como efectos secundarios del tratamiento. Aunque son poco frecuentes, cuando aparecen son muy molestos y pueden condicionar la alimentación del paciente. 

Generalmente, aparecen durante las 24 horas posteriores a la administración de los tratamientos antineoplásicos y desaparecen por sí solos o con ayuda de medicación antiemética, pautada por el médico de referencia.  

 


 

¿Qué alimentos y preparaciones puedo comer cuando aparecen náuseas o vómitos?

La intensidad y la frecuencia de estos síntomas varían dependiendo del paciente. De todas formas, te dejamos algunas pautas dietéticas que te pueden ayudar a sobrellevarlas.

  • ¡No te obligues a comer! Espera a que pase el malestar antes de consumir cualquier alimento. 
  • Si no hay malestar, realiza comidas frecuentes y de poco volumen. 
  • Come despacio y mastica bien los alimentos.
  • Mantén el ambiente fresco, ventilado y libre de olores a la hora de comer.
  • Asegura una buena hidratación durante todo el día. Toma los líquidos o bebidas entre comidas, en pequeños volúmenes. Es preferible no beber durante las comidas, ya que ello favorece la sensación de saciedad o hinchazón. 
    • En algunas ocasiones, las bebidas gaseosas pueden disminuir la sensación de náuseas. 
    • Los helados de hielo y las gelatinas frescas también pueden ser una buena opción para ayudar a hidratarse. 
  • Potencia el consumo de alimentos secos como pan tostado, tostadas, palitos de pan o galletas tipo crackers, frutos secos, palomitas caseras o patatas chips caseras. Se asientan mejor y producen menos náuseas. 
  • Come alimentos a temperatura fría o tibia como sorbetes y polos de fruta, helados, zumos de fruta, ensaladas de pasta, arroz o patata, sándwiches, bocadillos, sopas y cremas frías.
  • Evita las cocciones que generan olores más fuertes o humo, como los fritos, los salteados o los alimentos a la plancha a alta temperatura.  Los alimentos fritos, aparte de que desprenden un olor más fuerte que puede ser molesto, también son más difíciles de digerir y pueden provocar más náuseas.
  • Utiliza técnicas de cocción suaves para que los platos sean de mejor digestión. Por ejemplo, el vapor, los hervidos o guisos suaves o a la plancha a baja temperatura. 
  • Cocina de forma que se generen pocos humos y olores, como la cocción al papillote, al microondas, alimentos hervidos o marinados.
  • Evita condimentar en exceso los platos.  Obviar algunas salsas, hierbas aromáticas y especias picantes porque pueden favorecer las náuseas. 
  • Añade jengibre o menta a las infusiones, cubitos de hielo, gelatinas, helados, palomitas o encima de alimentos como el pan, las ensaladas, la pasta o dentro de platos ya cocinados.  Se ha observado que pueden tener un efecto calmante de las náuseas.
  • Evita tumbarte inmediatamente después de las comidas. Estar sentado o recostado con la sección superior del cuerpo recta hasta una hora después de las comidas puede ayudar.

En caso de náuseas y vómitos muy frecuentes y que perduren en el tiempo es importante acudir o consultar al médico de referencia.

 

*Contenido extraído de la guía: Recomendaciones dietético-culinarias durante el tratamiento del cáncer de pulmón de la Fundación Alícia

 

M-ES-00006376

¿Qué es el Cáncer de Pulmón?

El cáncer de pulmón es una de las enfermedades más graves y uno de los tipos de cáncer más frecuente en el ser humano.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Pulmón que pueden ser de tu interés:

03 Dec 2022

Día Internacional del Médico

03 Dec 2022

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

05 Dec 2022

Día Internacional de los Voluntarios

12 Dec 2022

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Próximos eventos