¿Qué se entiende por la actividad de la enfermedad?

 

El cuerpo se parece mucho a una casa. Muchas partes diferentes trabajan conjuntamente para mantener el hogar en pleno funcionamiento.  El Sistema Nervioso Central (SNC) es similar a la instalación eléctrica de esta casa. Tiene unos 1000 kilómetros de cableado. Al darle al interruptor de la luz, se envía  una señal eléctrica a través de los cables para que se enciendan las luces, del mismo modo que tu cerebro envía señales eléctricas a través de las neuronas para indicarle a tu cuerpo lo que tiene que hacer.

El cableado en las personas con Esclerosis Múltiple Avanzada se deteriora, lo que puede provocar que no funcione correctamente. Si la instalación eléctrica se mantiene averiada, se puede sobrecalentar y empezar a echar humo. En ocasiones, los efectos son apreciables, como el parpadeo de las luces. Otras veces, el daño puede pasar desapercibido lo que equivaldría a la actividad subclínica de la enfermedad, es decir, la actividad que no se puede ver ni percibir sin resonancia magnética.

La mayoría de personas con Esclerosis Múltiple tienen muchas zonas dañadas que pueden agrandarse con el paso del tiempo. En ocasiones, el incendio se vuelve lo suficientemente grande que puede considerarse muy similar a los síntomas clínicos que sufren las personas con EM durante una recaída.  A veces, el fuego se extingue por sí mismo y no provoca muchos daños en la casa. Esto se denomina remisión. Otras veces, se producen daños permanentes en la casa. En la Esclerosis Múltiple, este tipo de daño suele provocar la progresión de la enfermedad y una discapacidad irreversible.

¿Cómo podemos proteger el Sistema Nervioso Central?

Existen varias formas que pueden ayudar a detener la actividad continua de la enfermedad y proteger el sistema nervioso central, evitando así que se convierta en esclerosis múltiple avanzada. En primer lugar la técnica de la Resonancia Magnética (RM) que puede revelar una actividad subclínica de la enfermedad que a veces pasa inadvertida.

Además  los tratamientos modificadores de la enfermedad pueden retrasar la progresión de la enfermedad y potencialmente reducir el riesgo de empeoramiento de la discapacidad del paciente.

Los avances en la detección de la actividad subclínica de la enfermedad y la protección frente a la progresión de la enfermedad, pueden mejorar la calidad de vida de las personas con Esclerosis Múltiple.

 

 

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X