Hemorragias más comunes en la hemofilia

Sitios más comunes de sangrado

Las personas con Hemofilia pueden padecer hemorragias tanto externas como internas.

La mayoría de las hemorragias internas se dan en las articulaciones y en los músculos, y se conocen por el nombre de hemartrosis.

Hemorragias articulares

Las más comunes se producen en tobillos, rodillas y codos:

hemorragia_articular

 

  • Lo que ocurre es que los capilares sanguíneos de la membrana sinovial, que es una membrana que está en las articulaciones y que produce un fluido aceitoso que ayuda a que la articulación se mueva con facilidad, se lesionan y empiezan a sangrar.
  • La hemorragia no se detiene lo que provoca inflamación y dolor, y dificulta el movimiento.

Pueden aparecer hemorragias en otras articulaciones como dedos de los pies, hombros y caderas. Las articulaciones de las manos no se suelen ver afectadas, salvo por lesiones.

 

 

Hemorragias musculares

Las más comunes se producen en músculos del brazo superior y del antebrazo, en el músculo de psoas (parte frontal de la cadera), del muslo, y de la pantorrilla:

hemorragia_articular_2

  • Ocurren cuando los capilares sanguíneos de los músculos se lesionan debido a un golpe, a una vacuna intramuscular o a un uso o estiramiento excesivo del mismo.
  • La hemorragia causa una inflamación caliente y dolorosa al tacto:

– Si está cerca de la piel aparecen hematomas.

– Si es profunda, aparece hormigueo y adormecimiento por la presión en  nervios y arterias.

 

 

Otras localizaciones

Las personas con Hemofilia también pueden padecer hemorragias espontáneas en otros lugares del cuerpo como por ejemplo:

hemorragia_articular_3

  • Hematuria (sangre en la orina) por hemorragia en los riñones (Hemofilia severa).
  • Hemorragia gastrointestinal.

 

Se pueden dar también, debido a lesiones:

  • Hemorragias en la boca por ejemplo en frenillo labial, en la lengua, en la mucosa bucal y en encías y paladar.
  • Hemorragias en la cabeza que pueden causar dolor, náuseas, vómitos, somnolencia entre otros síntomas.
  • Hemorragias en la garganta por infecciones, por ejemplo.

 

¿Qué sucede si se producen varias hemorragias en las articulaciones o músculos?

Articulaciones

La consecuencia más grave que puede darse se conoce como artritis hemofílica:

  • La membrana sinovial se inflama y sangra con mayor facilidad y deja de producir el fluido aceitoso que facilita el movimiento.
  • El cartílago se va dañando y el hueso desgastando.
  • La articulación se vuelve rígida, dolorosa e inestable.
Músculos

Estos pueden debilitarse, quedar marcados con cicatrices o deformarse de forma permanente:

  • Las articulaciones que se encuentran a los extremos no podrán moverse adecuadamente, pudiendo sufrir más hemorragias.
  • Si los nervios resultan dañados, el músculo podría paralizarse.

hemorragia_articular_4

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X