Importancia de la relación médico-paciente y sus múltiples beneficios

Importancia de la relación médico-paciente y sus múltiples beneficios

Una buena relación médico-paciente es fundamental en el abordaje de la artritis reumatoide (AR), ya que aporta grandes beneficios no solo al paciente sino también al profesional sanitario que le atiende. Y la base de una buena relación se encuentra en la comunicación, que debe ser fluida, clara, sincera y basada en la confianza.

Además de diagnosticar y tratar la enfermedad, el reumatólogo tiene un papel clave a la hora de mejorar nuestra calidad de vida, nos ayuda a adoptar hábitos de vida saludables y nos orienta cuando necesitamos ayuda en el manejo de nuestra enfermedad, derivándonos por ejemplo a las consultas de enfermería, psicología o terapia ocupacional. A través del reumatólogo podemos incluso contactar con asociaciones de pacientes en las que encontraremos apoyo y podremos compartir nuestra vivencia de la AR con otros pacientes.

Pero la aportación del reumatólogo va más allá de los aspectos físicos y abarca también los psicológicos, ya que nos puede ayudar a entender mejor las emociones que surgen en las distintas fases de la enfermedad.

Para disfrutar de los múltiples beneficios de la relación médico-paciente es fundamental aprender a comunicarnos, transmitir nuestras preocupaciones y emociones, explicar correctamente cómo nos sentimos y expresar sin limitaciones nuestras expectativas y miedos relacionados con la enfermedad. Esta comunicación basada en la confianza permitirá que el abordaje de la AR sea consensuado, esto es, que podamos participar en el proceso de toma de decisiones sobre el tratamiento, como una posible modificación de dosis o un cambio a otro medicamento que se adapte mejor a nuestras necesidades.

El miedo y la inseguridad pueden convertirse en las principales barreras. De hecho, en ocasiones nos acercamos a la consulta con pensamientos negativos, temor y vergüenza, y nos sentimos incapaces de expresarnos. Por ejemplo, podemos tener miedo a confundir los términos relacionados con la enfermedad, creer que el reumatólogo no va a entender lo que queremos decir, y sentir vergüenza a la hora de preguntar ciertas cosas o de confesar que no estamos siguiendo bien el tratamiento. Todo esto hace que el manejo de la enfermedad, y en consecuencia nuestro bienestar y calidad de vida, empeoren casi sin darnos cuenta.

Superar estas barreras y establecer una relación médico-paciente basada en la confianza y en la comunicación sincera son las claves para sentirnos comprendidos y acompañados en todo el proceso de la enfermedad.  

Mi consulta con el reumatólogo

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.


COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X