Viviendo con cáncer de hígado

«¿Qué me ayuda a hacer frente a mi cáncer de hígado?» Muchas personas se hacen esta pregunta. Hablar de la enfermedad de una forma abierta y sin tabúes puede ayudar, al igual que el apoyo de familiares y expertos.

Agitación de sentimientos

Al principio, es complicado aceptar el diagnóstico de cáncer de hígado. El diagnóstico es difícil de procesar para quienes lo padecen y sus familiares, y a menudo es una carga emocional importante. Debido a que el diagnóstico generalmente se hace a una edad muy avanzada, el pronóstico de la enfermedad rara vez es favorable. Como consecuencia de esto, surgen el miedo y la incertidumbre: antes de la terapia y sus posibles efectos secundarios, y antes de la muerte, en el caso de que la terapia no funcione.

La pregunta de «Por qué»

En esta situación, los afectados generalmente piensan mucho. Casi inevitablemente, les preocupa la cuestión del «por qué» y la pregunta de qué lo provocó. Los auto-reproches, por ejemplo, debido a un estilo de vida poco saludable, no ayudan en esta situación. Incluso pueden llegar a parar por completo los proyectos que dan sentido a sus vidas. En cambio, lo primero que deben hacer es aceptar la enfermedad como tal y tratarla en detalle.

Muchos pacientes con cáncer de hígado padecen varias enfermedades al mismo tiempo. Por ejemplo, deben lidiar con los síntomas de la cirrosis hepática o la hepatitis B. Dependiendo del cuadro clínico y los síntomas, su médico o su equipo multidisciplinar pueden ayudarlo de un modo u otro.

Hacer frente al diagnóstico

El siguiente paso es tener coraje, de acuerdo con el lema: «Tengo cáncer de hígado y haré todo lo posible para no desanimarme. ¿Quién puede ayudarme con esto?” Durante este complicado momento, los afectados también necesitan el apoyo de otras personas, lo que puede incluir conversaciones con familiares y amigos o consejos de médicos y otros expertos.

Buscar apoyo en los familiares

Los familiares y amigos quieren ayudar a los afectados, pero a menudo no están seguros de cómo comportarse. El miedo a hacer daño al paciente de hepatocarcinoma lleva a menudo a preferir no hablar sobre el tema. Si este es tu caso, sé valiente y busca la conversación. Puedes compartir tus miedos, mostrar tus emociones o simplemente estar ahí junto a tu ser querido. Esto ayuda a todos los involucrados a enfrentarse mejor a la enfermedad.

Hacer frente a la nueva situación

Después de procesar el diagnóstico, es importante descubrir la mejor forma para hacer frente a la situación de forma adecuada. En este sentido, no existe una fórmula correcta, porque cada uno tiene que encontrar su propio camino. Pregúntate qué es importante para ti en este momento y qué necesitas para estar bien: ¿necesitas descansar o prefieres pasar un poco más de tiempo en compañía? Si deseas distraerte, puedes, por ejemplo, dedicarte a un hobby o involucrarte en una asociación u otra organización.

La enfermedad también puede ser una oportunidad para que los afectados vean la vida desde una nueva perspectiva, como aprovechar cosas o momentos que antes parecían pequeños e insignificantes. Pero también para lidiar con los problemas desde una perspectiva más tranquila y serena. Algunas personas descubren que quieren seguir viviendo como antes y centrarse más en lo que les hace felices.

Consejos para lidiar con el estrés mental:

  • Recarga pilas con personas y actividades que te beneficien en algo
  • Disfruta de momentos especiales
  • Tómate el tiempo necesario para la recuperación física y mental
  • Ten en cuenta: mis cambios físicos no importan, mis seres queridos me aprecian por lo que soy

Autoayuda: Intercambio con otras personas afectadas

El contacto con otros pacientes con hepatocarcinoma puede ofrecer a las personas y a sus familiares ideas sobre cómo enfrentarse mejor a la situación. Los grupos de autoayuda son una excelente oportunidad para esto. Allí pueden intercambiar ideas, pensamientos y actividades con otras personas que hayan pasado por lo mismo.  Los pacientes también pueden buscar asesoramiento sobre los problemas que les afectan. Además de los grupos de autoayuda nacionales y regionales, también existe la opción de intercambiar otras experiencias en foros de Internet.

Psicooncológico: apoyo experto

Hacer frente a una enfermedad potencialmente mortal como el cáncer de hígado puede ser muy estresante, pero nadie se debe enfrentar a este momento tan difícil solo. Existen personas, los llamados psicooncólogos, cuyo cometido es apoyarlos. Son expertos que, además de su profesión médica o social, han adquirido conocimientos adicionales sobre el cáncer, su terapia y técnicas psicoterapéuticas. Están allí para escuchar y brindar apoyo en puntos importantes en el transcurso de la enfermedad como, por ejemplo, al decidir una terapia.

  1. Artículo revisado por
    Juan Rodriguez Oncólogo
  2. Comparte el artículo

¿Qué es el Cáncer de Hígado?

También conocido como carcinoma de hígado, es un tumor en este órgano, o lo que es lo mismo, una proliferación incontrolada de células.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Hígado que pueden ser de tu interés:

29 Sep 2020

Sigue el encuentro en streaming dedicado a más allá del test genético en la enfermedad de Huntington.

19 Oct 2020

Día Mundial del Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el que afecta a un mayor número de mujeres en España (se estima que en 2020 se diagnosticarán casi 33.

17 Nov 2020

Día Mundial del Cáncer de Pulmón

Con 30.

Próximos eventos