Diagnóstico del Cáncer de Pulmón

En algunos casos, el cáncer de pulmón se puede descubrir mediante pruebas de detección precoz. Sin embargo, es común que se sospeche de su existencia debido a ciertos signos y síntomas molestos, como la tos persistente. 

Es posible identificar y evaluar un posible cáncer de pulmón mediante pruebas de imagen, análisis de muestras biológicas del paciente u otros tests. 

 

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

 

¿Cuáles son las pruebas diagnósticas más utilizadas en el cáncer de pulmón?

 


 

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón es una enfermedad que suele comenzar de forma inadvertida. En ocasiones, se puede detectar precozmente mediante tomografía axial computarizada (TAC) de dosis baja en personas susceptibles (por ejemplo, fumadores y exfumadores). Sin embargo, usualmente aparecen las sospechas cuando la enfermedad ya está causando algunas molestias.1

Estas molestias suelen ser inespecíficas, como dolor de pecho, cansancio persistente, pérdida de peso sin razón aparente, tos persistente, falta de aire… Por esta razón, los médicos deberán descartar otras posibles enfermedades hasta dar con el diagnóstico final de cáncer de pulmón.2

Algunas de las pruebas iniciales que se suelen realizar son:

  • Revisión de la salud general y de los síntomas del paciente. Se pondrá atención en el consumo de tabaco actual o pasado del paciente
  • Pruebas de espirometría para medir la capacidad pulmonar del paciente; cuánto aire puede inspirar / espirar la persona3
  • Análisis de sangre y/u orina2

¿Cuáles son las pruebas diagnósticas más utilizadas en el cáncer de pulmón?

Una vez que existe una sospecha de cáncer de pulmón, en base a la historia del paciente y a las pruebas iniciales, el médico puede comenzar a realizar diferentes pruebas para confirmar el diagnóstico:2,3,4

 

Pruebas de imagen

Se pueden utilizar diferentes tipos de medios para tratar de detectar el cáncer, como rayos X o campos magnéticos. Entre las más frecuentes están:

 

Radiografía del tórax

Una radiografía de pecho es a menudo la primera prueba que el médico pedirá para saber si hay áreas anormales en los pulmones. Si algo se ve sospechoso, puede ordenar otras pruebas. No es invasiva y se basa en el uso de los rayos X para generar imágenes de los pulmones. 

Tomografía Axial Computarizada (TAC)

Consiste en el uso de rayos X desde varios ángulos para escanear las estructuras analizadas, tomar muchas imágenes y, mediante el ordenador, combinarlas entre sí para generar otras imágenes con mucho detalle.  Este mayor detalle hace que se pueda detectar el cáncer con más precisión y seguridad que en el caso de la radiografía. Finalmente, esta prueba se puede utilizar para guiar la realización de una biopsia con aguja.

Imágenes por resonancia magnética (MRI)

Se basa en el uso de campos magnéticos generados por potentes imanes.  Este tipo de prueba de imagen muestra en detalle los tejidos blandos del cuerpo, y suele usarse con frecuencia para detectar la posible presencia de metástasis del cáncer, por ejemplo, en el cerebro.

Tomografía por emisión de positrones (PET)

Se administra al paciente glucosa más un radiofármaco (el más utilizado es flúor-18) que se unen para formar un compuesto con trazabilidad, pudiendo detectarse en el escáner las áreas del cuerpo con un alto metabolismo de glucosa, lo cual es característico del cáncer. 

 

Otras pruebas diagnósticas

 

Gammagrafía ósea

Se administra una inyección intravenosa con una sustancia radioactiva que se adhiere a las zonas dañadas de los huesos y emite una señal que permite detectar posible metástasis en los huesos.  Estas pruebas de imagen aportan información muy valiosa de cara al diagnóstico y a la caracterización del cáncer, pero no es posible confirmar el diagnóstico hasta la realización de una biopsia y su análisis en laboratorio2.  Las biopsias se obtienen mediante técnicas más invasivas como:2,3,4

Citología del esputo

Consiste en analizar una muestra de esputo (mucosidad que sale de los pulmones al toser) en búsqueda de células tumorales.  Su utilidad es limitada, mostrando mayor sensibilidad en tumores malignos pulmonares de localización central.

Toracocentesis

Consiste en extraer el líquido que se pudo haber acumulado alrededor de los pulmones del paciente. Esta acumulación de líquido se podría deber a la diseminación del cáncer a la pleura, un fino revestimiento de los pulmones.  Para llevar a cabo esta prueba, se duerme la zona y se inserta una aguja hueca entre las costillas para drenar el líquido y, posteriormente, analizarlo en laboratorio. Se podría repetir para facilitar la respiración al paciente.

Broncoscopia

Se introduce un tubo con cámara por las vías respiratorias del paciente sedado. De esta manera, se puede visualizar la tráquea y los bronquios desde dentro, y permite tomar biopsias para análisis de laboratorio posteriores.  Recientemente, se ha desarrollado una técnica llamada “escáner de ultrasonido endobronquial” (EBUS) que combina la broncoscopia con el uso de ultrasonidos, permitiendo visualizar estructuras en tiempo real y tomar muestras a través de una aguja de zonas complejas, como los nódulos linfáticos del centro del tórax (de los cuales se puede extraer información valiosa). 

Punción torácica

Se emplea en casos donde la broncoscopia no permite acceder a la zona sospechosa.  Consiste en la punción con una aguja fina y ayudados por un TAC, para tomar esa muestra del pulmón y poder analizarla en el laboratorio.

Toracoscopia

Similar a la broncoscopia, se hacen incisiones en el pecho del paciente para pasar un tubo con cámara, por donde el médico revisa el interior del tórax del paciente, pudiendo tomar muestras para ser analizadas más tarde.  Tras la prueba, puede requerirse un pequeño ingreso hospitalario para la recuperación.

Mediastinoscopia

Consiste en la inserción de un tubo con cámara entre el esternón y la tráquea para revisar el mediastino (área entre los pulmones). De esta manera, se pueden tomar muestras de ganglios directamente o a través de una mediastinotomía (incisión para facilitar la recogida de muestras).

Es importante analizar estos ganglios, ya que es ahí donde suele diseminarse el cáncer inicialmente.  También suele implicar un ingreso corto en el hospital. Una vez realizadas las pruebas, los médicos deberían poder saber en qué fase se encuentra el cáncer y qué significa esto para su tratamiento. 

Además, tras ser analizadas las muestras obtenidas en el Servicio de Anatomía Patológica, el equipo oncológico recibe información sobre la histología del tumor y  si las células del tumor del paciente presentan alteraciones genéticas. El cáncer de pulmón puede ser de células no pequeñas (o no microcítico) u de células pequeñas (microcítico), éste último es menos frecuente. Las alteraciones genéticas que se pueden identificar en los análisis son comunes en los casos de cáncer de pulmón no microcítico. Algunas de éstas son conocidas y existen tratamientos específicos, como las alteraciones en los genes EGFR (entre 10-20%), ALK (5%), ROS1 (1-2%), RET, BRAF etc2. Existen varias técnicas para analizar estos biomarcadores, como el test FISH (Hibridación fluorescente in situ), IHC (Inmunohistoquímica) o la secuenciación NGS (Next-Generation Sequencing), con el objetivo de valorar si alguna de estas alteraciones “driver” está presente y por lo tanto, si hay disponible alguna terapia dirigida.

Estas alteraciones pueden detectarse analizando las muestras obtenidas por biopsia, aunque también se pueden ver analizando sangre (biopsia líquida). Para detectarlas, uno de los métodos más innovadores es la NGS, una técnica de secuenciación genética con alta especificidad y sensibilidad, que permite conocer si algunas de estas alteraciones genéticas están presentes en las células cancerígenas.2,5

A su vez, también se puede tratar de detectar si las células tumorales expresan proteínas como PD-L1, lo cual indicaría que el cáncer de pulmón podría ser susceptible al tratamiento con inmunoterapia.4

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Pulmón que pueden ser de tu interés:

12 Dec 2022

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

18 Dec 2022

Día de la Esclerosis Múltiple (España)

21 Dec 2022

Día Nacional del Niño con Cáncer (España)

Próximos eventos