No se han encontrado resultados para “sangre

Ajustes contraste y color

1
2
3
4
5
6

Tamaño de letra

1
2
3

Espaciado entre letras

1
2
3
accessibility-ribbon-icon.svg

Accesibilidad

EFECTOS SECUNDARIOS DE LA INMUNOTERAPIA EN EL CÁNCER DE PULMÓN

La inmunoterapia puede ser una herramienta terapéutica de gran utilidad en el cáncer de pulmón. Este tipo de tratamiento se basa en la potenciación de nuestro sistema inmunológico para que sea capaz de reconocer y combatir a las células cancerígenas.

A pesar de su potencial, y como todo tratamiento, la inmunoterapia puede tener asociados ciertos efectos secundarios los cuales dependen, en gran medida, del tipo de inmunoterapia administrada o de cómo distintos pacientes se puedan ver afectados por estos diferentes efectos secundarios asociados . Algunos son compartidos como fiebre, cansancio, náuseas o diarrea,  otros son más específicos en función del tratamiento utilizado.

Por ello, se recomienda al paciente consultar con su médico y trasladar la mínima sospecha de efecto secundario de la forma más inmediata posible. Esto conseguirá evitar complicaciones, así como que el tratamiento se vea lo menos afectado posible por estos efectos secundarios asociados.

 

¿Cuáles son los efectos secundarios asociados a la inmunoterapia en el cáncer de pulmón?

 


 

La inmunoterapia como tratamiento para el cáncer de pulmón

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento empleado en el cáncer de pulmón. Se diferencia de otras opciones terapéuticas porque no está dirigida a acabar con el tumor directamente, sino a potenciar el propio sistema inmune del paciente para que sea éste el que combata el cáncer. 1,2 Algunas células cancerígenas son capaces de camuflarse ante el sistema inmune, expresando proteínas de superficie como PD-L1 que impiden a las células inmunitarias, como los linfocitos T, reconocerlas y atacarlas.1,2

La inmunoterapia estimula, recupera o le aporta la capacidad de reconocimiento a estas células inmunes, permitiendo que ataquen a las células cancerosas prácticamente en exclusiva, reduciendo la toxicidad general del tratamiento y permitiendo que los linfocitos T puedan reconocer el tumor maligno en caso de que volviese a aparecer. 1,2,3

Sin embargo, como cualquier otro tratamiento, la inmunoterapia puede presentar efectos secundarios que pueden aparecer al inicio del tratamiento o en fases más avanzadas, y dependen, en gran medida, del tipo de inmunoterapia administrada.1,2,3

Los efectos secundarios asociados a la inmunoterapia en el cáncer de pulmón

A pesar de lo específica que es la inmunoterapia, permitiéndole atacar casi en exclusiva a las células cancerígenas, este tratamiento no está exento de efectos secundarios, como cualquier otro.2

Estos efectos secundarios de la inmunoterapia contra el cáncer dependen, en gran parte, del tipo de inmunoterapia administrada al paciente:4,5,6,7

Anticuerpos monoclonales (mAb)

Son proteínas que pueden estar fabricadas a partir de diferentes componentes de especies, ya sean de ratón, de una combinación entre ratón y humano, o exclusivamente de origen humano.

En su primera administración pueden provocar:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Presión arterial baja
  • Erupciones cutáneas

Según la diana molecular a la que se dirigen, pueden generar otros efectos secundarios más graves como:

  • Erupciones importantes si se dirigen a la proteína EGFR (expresada en células normales de la piel)
  • Sangrados y coágulos si se dirige a VEGF (que afecta al crecimiento de los vasos sanguíneos)

Inhibidores de puntos de control inmunitarios

Como hemos visto, algunas células cancerígenas expresan en su superficie proteínas como PD-L1, que las camuflan ante las células del sistema inmune. Estos inhibidores consiguen deshacer este camuflaje y permiten que las células inmunes ataquen al cáncer.

Los efectos secundarios asociados a este tipo de inmunoterapia pueden ser comunes a otros como:

  • Diarrea
  • Cansancio
  • Erupciones leves en la piel
  • Náuseas

O también pueden ser específicos como:

  • Reacción alérgica a la perfusión intravenosa (fiebre, escalofríos, mareos o problemas de respiración)
  • Reacciones autoinmunes (ataques a órganos y tejidos sanos, como pulmones, hígado o riñones)

Terapia de células T con receptores quiméricos de antígenos (CAR-T)

Consiste en la extracción de las células T de la sangre del paciente y, a través de procesos de laboratorio, se modifican genéticamente y se le devuelven para que puedan atacar de forma específica al cáncer. Este tipo de inmunoterapia, a pesar de su gran potencial, puede producir efectos secundarios graves como:

  • Síndrome de liberación de citocinas (CRS) que cursa con fiebre alta, escalofríos, dificultades respiratorias, vómitos y diarreas, taquicardia, cansancio y dolores musculares)
  • Problemas del sistema nervioso (dolor de cabeza, confusión, temblores o convulsiones, dificultad para hablar o para mantener el equilibrio)
  • Reacciones alérgicas en la infusión
  • Niveles bajos de ciertos minerales
  • Recuentos bajos de células inmunes, que produce riesgo de infecciones

Vacunas contra el cáncer

Exponen al cuerpo a un fragmento del virus / bacteria o al microorganismo entero, pero desactivado. Esto hace que el sistema inmune aprenda a reconocerlo y a combatirlo, si en un futuro aparece.

También, se pueden utilizar células cancerígenas inactivas como vacuna para que el sistema inmune las reconozca, ataque y, de este modo, pueda hacer lo mismo con el tumor ya existente. Vacunas como éstas ya están en investigación para el cáncer de pulmón (como la dirigida al EGFR). Sin embargo, ya hay disponibles para otros tipos de tumores y se han observado efectos secundarios como fiebre, escalofríos, cansancio, dolor articular o de cabeza.

En resumen, la inmunoterapia es una opción terapéutica con mucho potencial, pero podrían surgir efectos secundarios asociados que pueden generar complicaciones o impedir continuar con el tratamiento. Se recomienda encarecidamente al paciente que esté muy pendiente de la posible aparición de efectos secundarios, y que ante cualquier sospecha lo comunique con su médico lo más inmediatamente posible, tanto durante el tratamiento como cierto tiempo tras abandonarlo.

Archivado en:

¿Qué es el Cáncer de Pulmón?

El cáncer de pulmón es una de las enfermedades más graves y uno de los tipos de cáncer más frecuente en el ser humano.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Pulmón que pueden ser de tu interés:

03 Dec 2022

Día Internacional del Médico

03 Dec 2022

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

05 Dec 2022

Día Internacional de los Voluntarios

12 Dec 2022

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Próximos eventos