No se han encontrado resultados para “sangre

Ajustes contraste y color

1
2
3
4
5
6

Tamaño de letra

1
2
3

Espaciado entre letras

1
2
3
accessibility-ribbon-icon.svg

Accesibilidad

MUTACIONES DRIVER EN EL CÁNCER DE PULMÓN NO MICROCÍTICO. NIVELES DE PD-L1

En algunos tipos de cáncer de pulmón se pueden encontrar biomarcadores (proteínas u otras sustancias producidas por las células cancerígenas), los cuales pueden dar información de gran utilidad para la toma de decisiones del equipo oncológico.

Estos biomarcadores tienen varios orígenes. Por un lado, pueden ser fruto de una mutación. Algunas de ellas, conocidas como mutaciones driver, benefician a las células cancerígenas. Por otro lado, pueden ser proteínas de superficie como PD-L1, cuyos niveles son relevantes a la hora de abordar la enfermedad.

¿Qué es un biomarcador?

¿Qué son las mutaciones driver y cuáles son las más estudiadas?

¿Por qué son importantes los niveles de PD-L1?

 


 

¿Qué es un biomarcador?

Un biomarcador es una sustancia, por lo general proteínas, que existe en las células (tanto tumorales como no tumorales) y que se produce en respuesta a un determinado estímulo. 1

Si este estímulo es de origen canceroso, los biomarcadores se producen en mayor cantidad y se pueden detectar en análisis de sangre, orina, en muestras del tumor, etc. Su presencia da información muy valiosa al oncólogo y el resto del equipo multidisciplinar, de cara al grado de malignidad del tumor, posibles tratamientos y demás.1

Mutaciones driver. ¿Qué son y cuáles son las más estudiadas?

En la actualidad, además de las sustancias previamente mencionadas, las mutaciones de genes también se consideran biomarcadores tumorales.1

En algunos casos, algunas de estas mutaciones pueden influir en la formación de un cáncer de pulmón de células no pequeñas (no microcítico o CPNM) y resultar muy beneficiosas para las células cancerígenas, ayudándoles a sobrevivir y apoyando su crecimiento. 2 Éstas son las llamadas mutaciones driver, más comunes en adenocarcinomas y carcinomas de células grandes. Suelen formarse por dos genes que se fusionan o sufren una translocación, perdiendo o intercambiando parte de su información.La ventaja de detectar una de estas mutaciones es la información que aportan, además de abrir la posibilidad a una terapia dirigida específicamente contra las vías en las que esta mutación actúa.2Las mutaciones driver más estudiadas son las siguientes:

Mutación de EGFR

Codifica para el receptor del factor de crecimiento epidérmico, cuya mutación lleva al crecimiento descontrolado de las células pulmonares. Se estima que un 15% de pacientes de CPNM la puede presentar, y es común en adenocarcinomas.1,2

Translocación de ALK

Quinasa del linfoma anaplásico, también puede influir en la multiplicación descontrolada del tumor. Está presente en aproximadamente el 4% de pacientes de CPNM y su presencia suele ser excluyente de mutaciones EGFR.1,2,3

Translocación de ROS-1

Este gen origina un tipo de receptor de tirosina-quinasa y, como en los dos casos anteriores, está involucrado en la multiplicación celular. Se estima que está presente en el 1-2% de casos de CPNM y suele excluir a otras mutaciones.1,2,4

Translocaciones de RET

Codifica también para un receptor de tirosina-quinasa. Su mutación hace que se produzcan proteínas anormales (proteínas de fusión TRK) que estimulan la multiplicación tumoral. Está presente en menos del 1% de casos de CPNM.1,2,5 Además de éstas, se han identificado otras mutaciones driver menos comunes, como pueden ser HER, KRAS, BRAF etc.

Fusión de NTRK

Codifica también para un receptor de tirosina-quinasa. Su mutación hace que se produzcan proteínas anormales (proteínas de fusión TRK) que estimulan la multiplicación tumoral. Está presente en menos del 1% de casos de CPNM.1,2,5


Además de éstas, se han identificado otras mutaciones driver menos comunes, como pueden ser HER, KRAS, BRAF etc.

Los niveles de PD-L1

El ligando 1 de muerte programada, PD-L1 por sus siglas en inglés, es una proteína que se expresa en la superficie de muchas células normales y actúa como un “freno” para las respuestas inmunes, lo que se conoce como punto de control inmunitario. Los linfocitos T, un tipo de glóbulo blanco, tienen en su superficie PD-1. Esta molécula, al unirse al PD-L1, impide que el linfocito T ataque a la célula.2,7

En las células tumorales, PD-L1 está sobreexpresado. De esta manera, consiguen esquivar a las células del sistema inmune y prolongar su supervivencia. Cuando se analizan en un paciente, los niveles de este biomarcador se agrupan en 3 categorías:2

  • PD-L1 Negativo: Menos del 1% de las células cancerígenas expresan PD-L1.
  • PD-L1 Bajo: Entre el 1 y el 49% de las células cancerígenas expresan PD-L1.
  • PD-L1 Alto: Más de la mitad (>50%) de las células cancerígenas expresan PD-L1.

Conocer los niveles de PD-L1 de un paciente es de gran relevancia, ya que brinda la posibilidad de iniciar tratamientos de inmunoterapia específicos, conocidos como inhibidores de puntos de control inmunitarios. Según su clase, estos medicamentos se pueden adherir, y por tanto “bloquear”, al PD-L1 o al PD-1 (los hay de ambos tipos, anti-PDL1 o anti-PD1), de tal modo que la unión PD-1 del linfocito T y PD-L1 de la célula no se produce, y esa señal que impedía atacar al linfocito desaparece.2,7

Archivado en:

¿Qué es el Cáncer de Pulmón?

El cáncer de pulmón es una de las enfermedades más graves y uno de los tipos de cáncer más frecuente en el ser humano.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Pulmón que pueden ser de tu interés:

03 Dec 2022

Día Internacional del Médico

03 Dec 2022

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

05 Dec 2022

Día Internacional de los Voluntarios

12 Dec 2022

Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal

Próximos eventos