No se han encontrado resultados para “sangre

Ajustes contraste y color

1
2
3
4
5
6

Tamaño de letra

1
2
3

Espaciado entre letras

1
2
3
accessibility-ribbon-icon.svg

Accesibilidad

CÁNCER DE PULMÓN ALK POSITIVO

En algunos tipos de cáncer de pulmón no microcítico se pueden encontrar sustancias producidas por las células cancerígenas que pueden dar información de gran utilidad para la toma de decisiones del equipo oncológico. A estas se les conoce como biomarcadores.

Estos biomarcadores suelen ser proteínas cuyas instrucciones de ensamblaje se encuentran codificadas en los genes. En el caso de que un gen sufra una mutación, la proteína resultante puede ser no funcional o incluso dañina. ALK es uno de los genes que pueden estar mutados en el cáncer de pulmón, lo que implicaría un abordaje terapéutico diferente.

 

¿Qué es el gen ALK?

 ¿Por qué es importante su mutación?

¿Qué implicaciones terapéuticas tiene un cáncer de pulmón ALK positivo?

 


 

Gen ALK

Los biomarcadores son sustancias que se producen en las células (tanto tumoral como no tumoral) en respuesta a un determinado estímulo. Las células cancerosas pueden producir una mayor cantidad de estos biomarcadores y su detección aporta información muy valiosa sobre el grado de malignidad del tumor, posibles tratamientos y demás.1

Estos biomarcadores son generalmente proteínas, cuyas instrucciones de ensamblaje están codificadas en los genes. Estos genes son secuencias de ADN compuestas por un código de cuatro letras (A, C, G, T) que las células transcriben y traducen en los aminoácidos, los “ladrillos” que conforman las proteínas.2,3

En el caso del gen ALK, éste codifica para la proteína quinasa del linfoma anaplásico implicada en la multiplicación celular.4

Mutación driver de ALK. ¿Qué es y qué implica?

Además de las sustancias previamente mencionadas, las mutaciones de genes también se consideran biomarcadores tumorales.1

Estas mutaciones pueden aparecer en una pequeña parte de los casos de cáncer de pulmón de células no pequeñas (no microcítico o CPNM), resultando muy beneficiosas para las células cancerígenas, ya que ayudan a su supervivencia y promueven su crecimiento. Son las llamadas mutaciones driver, más comunes en adenocarcinomas y carcinomas de células grandes, y suelen formarse por dos genes que se fusionan o sufren una translocación, perdiendo o intercambiando parte de su información.2

La mutación del gen ALK se encuentra aproximadamente en el 4-5% de pacientes. Es frecuente en personas que no han fumado nunca y se suele hallar en la mitad de los casos diagnosticados antes de los 50 años, siendo algo más frecuente en mujeres.5

Esta alteración se produce por una translocación, es decir, un intercambio no intencionado de información entre dos genes diferentes. Concretamente, el gen ALK intercambia información y se fusiona con el gen EML4, formando lo que se conoce como un oncogen (aquel que promueve la aparición de un cáncer), concretamente el EML4-ALK, produciendo una proteína ALK deficiente que es incapaz de detener su función promotora del crecimiento.5

Diagnóstico del cáncer de pulmón ALK positivo

El cáncer de pulmón ALK positivo tiene síntomas similares al cáncer de pulmón general. Los detalles que podrían llevar al oncólogo a sospechar de un caso de ALK positivo es la edad del paciente o la ausencia de hábito tabáquico, como se ha comentado.5

En el caso de cáncer de pulmón de células no pequeñas, el oncólogo debe realizar una prueba genética para averiguar si es positivo para la translocación de ALK. Esta prueba se realiza a partir de una muestra de tumor pulmonar, conocida como biopsia, obtenida típicamente a través de una aguja o un pequeño procedimiento quirúrgico.6

Una vez se tiene la muestra, las pruebas diagnósticas más comunes para comprobar si existe o no esta mutación son5:

●              El método FISH (fluorescence in situ hybridization)

●              Ensayos de inmunohistoquímica

●              Secuenciación de nueva generación

●              Biopsias líquidas

●              Test NGS (Next-Gen Sequencing), que trata de secuenciar el ADN del paciente y, potencialmente, encontrar anomalías como mutaciones

Actualmente, se recomienda testar para ALK positivo a todos aquellos pacientes con un adenocarcinoma en estadio IV, independientemente del sexo, hábito tabáquico u otros factores de riesgo.5

Tratamiento del cáncer de pulmón ALK positivo

El descubrimiento de una mutación driver, como en el caso de ALK, puede abrir la puerta a un tipo de tratamiento conocido como terapia dirigida. Esta terapia consiste en medicamentos que bloquean específicamente las proteínas ALK anormales, combatiendo el tumor asociado a ellas7. También, recientemente se está estudiando la posibilidad de incorporar la inmunoterapia como línea de tratamiento más tardía.8

Hay una serie de terapias aprobadas para los cánceres de pulmón con esta mutación particular que, a pesar de ser efectivas y mejorar la calidad de vida del paciente, pueden producir efectos secundarios más o menos comunes a todas como diarrea, fatiga, náuseas o visión borrosa, además de poder generar resistencia y que el tratamiento sea menos efectivo.7

En resumen, las células tumorales del cáncer de pulmón no microcítico pueden presentar una serie de mutaciones características que favorecen su supervivencia, como el caso del gen ALK. Identificar a tiempo esta mutación puede abrir la puerta a nuevas opciones terapéuticas y ayudar al oncólogo a tomar decisiones con este factor en cuenta.

 

M-ES-00005897

Archivado en:

¿Qué es el Cáncer de Pulmón?

El cáncer de pulmón es una de las enfermedades más graves y uno de los tipos de cáncer más frecuente en el ser humano.

Artículos relacionados

A continuación dejamos listados una serie de artículos relacionados con el Cáncer de Pulmón que pueden ser de tu interés:

01 Oct 2022

Mes de la Artritis Reumatoide

01 Oct 2022

Mes del hepatocarcinoma

01 Oct 2022

Día Internacional de la Hepatitis C

09 Oct 2022

Día Europeo de la Donación y el Trasplante de Órganos

Próximos eventos