Factores de riesgo del cáncer de pulmón

Factores de riesgo del cáncer de pulmón

Los investigadores han descubierto varias causas de cáncer de pulmón y la mayoría están relacionadas con el consumo del tabaco.

Fumar es el principal causante de cáncer del pulmón, y más de un 80 % de los cánceres de pulmón son debidos al tabaco.

El tabaco contiene sustancias dañinas, llamadas carcinógenos, que dañan las células de los pulmones y, con el tiempo, puede convertirlas en cancerosas. La probabilidad de que un fumador desarrolle cáncer de pulmón se ve aumentada en función de la edad en que se empezó a fumar, por el tiempo que la persona ha fumado, el número de cigarrillos fumados al día, y la fuerza con la que inhala el humo el fumador. Dejar de fumar reduce considerablemente el riesgo de una persona de desarrollar cáncer de pulmón.

Otros factores de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, además de fumar, son:

  • Humo de tabaco ambiental: La posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón aumenta con la exposición al humo de tabaco en el aire cuando otra persona está fumando. Es el conocido caso de los fumadores pasivos.
  • Asbesto: Asbesto es el nombre de un grupo de minerales que se usan en la industria de construcción naval, minería, fabricación de aislantes, reparación de frenos, etc., y que se presentan como fibras en su forma natural. Las fibras de asbesto tienden a romperse con facilidad en partículas que pueden flotar en el aire y pegarse a la ropa. Cuando las partículas son inhaladas, se depositan en los pulmones, dañando a sus células, y aumentando el riesgo de cáncer de pulmón.

Se ha evidenciado que los trabajadores que han estado expuestos a grandes cantidades de asbesto tienen un riesgo de desarrollar cáncer de pulmón 3 ó 4 veces mayor que el de los trabajadores que no han estado expuestos al asbesto. Los trabajadores del asbesto deben usar equipo protector que proporciona la empresa, y seguir las prácticas laborales y los procedimientos de seguridad recomendados.

También se puede encontrar asbesto en los polvos de talco.

  • Contaminación: hay una relación entre el cáncer de pulmón y la exposición a algunos contaminantes del aire, como los productos que resultan de la combustión del diesel y de otros combustibles fósiles. Sin embargo, esta relación no ha sido definida con claridad y aún se está investigando.
  • Enfermedades de pulmón: algunas enfermedades de pulmón pueden aumentar las posibilidades de una persona de desarrollar cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón tiende, por ejemplo, a desarrollarse en las áreas del pulmón que tienen cicatrices de tuberculosis.
  • Radón: el radón es un gas radiactivo invisible, sin olor y sin sabor, que se encuentra en la tierra y rocas, y se produce también en la descomposición natural del uranio.

Otras sustancias se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer de pulmón, pero su relación no está demostrada científicamente todavía.

La mejor forma de prevenir el cáncer de pulmón es dejar de fumar (o no empezar nunca). Cuanto más pronto deja uno de fumar, mejor. Aun cuando usted sea fumador desde hace muchos años, nunca es demasiado tarde para beneficiarse de dejar de fumar.

El compromiso de Roche con los pacientes
es descubrir, desarrollar y comercializar soluciones innovadoras para necesidades médicas no cubiertas que transformen la vida de los pacientes.



COMPROMISO ROCHE

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

X